14 Nuevas Creencias sobre “lo que perdí…mientras ganaba”


IMG01084-20120403-1414Hace algunos años la vida me regalo la oportunidad de detenerme y reflexionar sobre mi vida en todos sus ámbitos. Este momento fue mi gran oportunidad para darme cuenta de cómo esta viviendo y hacia donde me dirigía si continuaba por el camino que hasta ese momento estaba recorriendo.

Honro y agradezco cada uno de mis experiencias de vida, porque son ellas las que me han permitido entender que es posible sobrevivir a la adversidad, que tenemos más capacidad y talento, que nuestra resistencia y persistencia es mayor de lo que pensamos, que es muy poco lo que realmente podemos controlar, que la fe y confianza pueden ser las mejores herramientas y muy especialmente que el uso inadecuado de nuestra energía vital es la verdadera fuente de cansancio, agotamiento y estrés.

Mi Gran Oportunidad me abrió la visión, el pensamiento, la intención y la acción por nuevos caminos. La incertidumbre de lo desconocido por un tiempo me genero algo de temor, pero la motivación le gano al miedo y puede continuar avanzando. Algunas de las cosas que aprendí en este nuevo camino han sido claves para avanzar y vivir de manera más auténtica, relajada, comprometida y consciente.

Una de las reflexiones más significativas que hice en mi nuevo camino, fue identificar la ganancia que me habían reportado las competencias a las que me había entregado en cuerpo y alma para mejorar en el ámbito profesional y Personal.

El balance de ganancias parecía maravilloso haciendo la lista de los logros, de repente mirando uno de los logros de la lista se me ocurrió ir más allá y pensar que había perdido mientras alcanzaba ese logro. El resultado de esta nueva pregunta empezó a cambiar el balance. Me di cuenta que muchos de esos logros había sido buenos, pero yo no sabia hasta ese momento cual había sido su precio real.

De repente descubrí que había pagado un precio muy alto por un logro que no tenia gran valor para mi, pero que si era muy representativo para otros. Hacer este ejercicio amplio mi comprensión sobre la manera en que hasta ese momento estaba manejando mi vida.

Lo más interesante de abrirme a esta nueva comprensión, fue darme cuenta que el precio más caro no se paga con grandes cuotas, los precios más altos se pagan con pequeñas cuotas diarias que muchas veces eran innecesarias.

Cuando revise esas pequeñas cuotas me di cuenta de que algunas cosas podría ser diferentes y estas fueran mis 14 nuevas creencias para avanzar:

1. En la carrera por el ser el No. 1 es muy fácil quedarnos sin lugar y no siempre ser el No.1 será lo mejor para nuestra vida.

2. Que los pequeños momentos no se pueden recopilar. Y Que un “gran momento” nunca podrá sustituir lo que ya paso, en especial esos pequeños instantes.

3. Que regalarme la oportunidad de estar presente era mi mayor gratificación.

4. Que concentrarme en lo que estaba haciendo y disfrutar de ese momento no me quitaría oportunidades.

5. Que estar relajada es la mejor manera de ser productiva, de dar lo mejor de mi y de mejorar la calidad de todo lo que hago.

6. Que todo tiene su tiempo y espacio y que el afán por adelantar los tiempos y buscar ventajas es más una ilusión que una realidad.

7. Que es posible, trabajar, estudiar, divertirme, compartir, estar presente y vivir sin necesidad de competir.

8. Que es posible vivir y elegir el lugar que queremos ocupar en cada momento de la vida. Unas veces ir por el No. 1 y otras veces elegir cualquier otro número.

9. Que vivir más agradecidos y confiados abre más puertas que pretender controlarlo todo.

10. Que en la vida hay muchas oportunidad para ser feliz, para obtener lo que deseamos y para empezar de nuevo.

11. Que los seres humanos tenemos todas las posibilidades para renovarnos y reaprender hasta el último aliento de vida.

12. Que cuando las elecciones son hechas con mayor conciencia es muy poco lo que se pierde.

13. Que cuando estoy relajada y consciente se incrementa mi capacidad de aprovechar las verdaderas oportunidades.

14. Que aprender a reconocer los ritmos de la vida me dará mayor sabiduría, que dejarme envolver en las prisas o urgencias de otros.

En resumen, me di cuenta que atrapados en la ansiedad y el miedo dejamos de vivir y disfrutar los pequeños momentos que están disponibles para nosotros, pensando que cuando lleguen los grandes momentos vamos a poder compensar. Entonces un buen día nos damos cuenta que no era necesario, que con un uso más consciente de nuestra energía es posible vivir el presente con sus pequeños e insignificantes instantes que alimentan nuestra vida y avanzar por esas grandes cosas que queremos y que también nos buscan para que las disfrutemos.

En pocas palabras quien gana la carrera de la vida, no es aquel que gasta todo su energía sin medir las consecuencias. Tiene mayores posibilidades de ganar quienes saben utilizarla mejor y aunque no siempre ocupan el lugar No.1 pueden llegar más lejos.

y tú que perdiste …mientras ganabas.

2 comentarios en “14 Nuevas Creencias sobre “lo que perdí…mientras ganaba”

  1. Laura Henriquez Caolo dijo:

    Excelente reflexión de vida! Cuando pasamos por estas encrucijadas y podemos sacar un balance tan significativo tenemos una nueva oportunidad de conducir nuestras vidas por caminos mas verdaderos y con equipaje mas ligero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.