No todo se vale para alcanzar lo que queremos. Para muchos el amor es un gran sueño que idealiza y están dispuestos a todo para conseguirlo. Y con mucha frecuencia esos guerreros soñadores terminan frustrados y lastimados, porque el fin no justifica los medios.

Tanto en el amor como en las relaciones sanas, no todo se vale. Puede que algunas estrategias nos ayuden a tener ciertos avances, pero sí nuestro fin es conectarnos con el buen amor, y las relaciones sanas, necesitamos mucho más que estrategias desesperadas y manipulación.

Cuando hablamos del amor, estamos incluyendo todas las formas y manifestaciones de amor, Nos referimos a desarrollar nuestra capacidad de amor y colocar el amor en todo lo que hacemos. 

El buen amor siempre milita en el respeto y la igualdad de rango, lo que quiere decir “soy como tú, ni mejor ni peor”. El buen amor es con los ojos abiertos: es aquel capaz de mirar y ver la realidad, respetarla y aceptarla. En este sentido, el buen amor hacia los padres es aquel que los acepta y quiere con sus imperfecciones, con sus culpas y sus penas. Y lo mismo sirve para la pareja.

Joan Garriga
Psicologo Humanista
Autor Libro “El buen amor en la pareja”
1957

Cuando tomamos la decisión de amar y relacionarnos sanamente entonces ya no tenemos espacio en nuestras vidas para ciertos comportamientos y el proceso de desarrollo consciente se integra en nosotros. Empezamos asumiendo la responsabilidad por quienes somos en todas sus dimensiones y se abre la posibilidad de hacer lo mismo por los demás.

Les comparto algunos de los cambios de creencia y nuevos aprendizajes que nos podemos permitir, cuando decidimos que el amor y las relaciones sanas son posibles para nosotros en todos los ámbitos de nuestras vidas.

1)- En Lugar de manipular, desarrolla asertividad y aprende a fluir. Empieza sustituyendo esas estrategias de manipulación que conducen a juegos de poder y desarrolla la habilidad de comunicarte asertivamente y establecer limites sanos. Entonces en lugar de querer controlar todo, podrás fluir y relajarte.

2)- En lugar de juzgar o criticar, desarrolla empatía y aprende a comprender. Dejar atrás esa necesidad de juzgarlo todo, de emitir opiniones sobre situaciones que desconocemos a profundidad y que por demás deterioran las relaciones.

3)- En lugar de descalificar, desarrolla la observación y aprende a ver las cualidades propias y de otros. Empecemos a desarrollar la habilidad de la observación. Muchas veces cuando ves el cuadro completo tu opinión cambia. En la medida que aprendemos a ver virtudes en nosotros, es más simple hacerlo en los demás.

El trabajo es amor hecho visible. El objetivo no es vivir para siempre; el objetivo es crear algo que lo hará.

Kahlil Gibran
Poeta
1883-1931

4)- En lugar de exigir reconocimiento, desarrolla la gratitud y aprende a reconocer a otros. Si actúas con el deseo de ser reconocido, puede que tus acciones no reciban la atención que buscas o la atención que recibas nunca sea suficiente para ti. Desarrolla la gratitud, actúa con mayor transparencia y agradecimiento, aprende a reconocer a los demás y deja de esperar tanto. las expectativas desproporcionadas te pueden impedir dar y recibir en armonía y alegría.

5)- En lugar de siempre ser el ganador, desarrolla la habilidad de negociar y aprende a lograr acuerdos ganar-ganar. Cuando tengas tantas ganas de ganar. Pregúntate “¿Qué es lo que realmente quiero? puede que muchas veces ganes, pero ganar, destruyendo las relaciones no te llevará muy lejos. Desarrolla tus habilidades de negociación, aprende a lograr acuerdos ganar -ganar. Es posible que todos ganen.

6)- En lugar de utilizar tus palabras como balas, desarrolla la habilidad de expresarte y se impecable con tus palabras. El poder de las palabras esta a nuestra disposición, nosotros decidimos si lo utilizaremos como balas para lastimar o si desarrollaremos la habilidad de expresarnos con respecto, consideración y claridad, siendo impecable con nuestras palabras, tanto para los demás como para nosotros mismos.

La única manera de hacer un trabajo genial es amor lo que haces.

Steve Jobs
Empresario
1955-2011

Te invitamos a revisar tus estrategias para el amor y las relaciones sanas , en todos los ámbitos de tu vida. Cuando aprendes primero a comprender antes de esperar ser comprendido, ganas en entendimiento y en habilidad de relación.

Recuerda que el mismo respeto, amabilidad y aprecio que muestras a los demás, regresará a ti. Ama y cultiva relaciones sanas con los demás y con todo cuanto existe. Y presta especial cuidado a la relación con contigo mismo(a) , al final todo lo que puedes ofrecer a otros, primero pasa por ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: